STAY AWAKE

GOTYs 2016

prototipo1panoramica

 

 

 

 

Se termina 2016, uno de los mejores años que podamos recordar a lo largo de toda nuestra vida como jugadores. 

 

Hoy nos encargamos de mostraros cuales han sido los CINCO mejores para cada uno de nosotros, los componentes de Stay Awake y además te explicamos por que. 

 

Toma asiento y recuerda… #ReleseTheHype 

 

¡FELIZ AÑO!

 

 

kns

 

 

5º – Dark Souls III

 

original (1)

 

Muy pocos papeles tan complicados he visto yo en mi vida como el que tenía el “MAESTRO” Hidetaka Miyazaki con Dark Souls 3. Y es que era muy muy complicado mantener el ritmo de sus tres OBRAS DE ARTE anteriores… Desde mi punto de vista, ha sabido mantener el tipo perfectamente.

 
Dark Souls 3 recoge lo sembrado con todos los juegos anteriores y los expone de una manera brillante. Consigue una jugabilidad mucho más pulida, el diseño de los escenarios sigue siendo genial, tanto de enemigos y su posicionamiento, como en el equilibrio de exigencia y en variedad arquitectónica. El apartado artístico es increíble… Vuelve a reinar lo lúgubre en los entornos gracias a su macabro concepto y su aterradoramente espectacular banda sonora.

 
Si bien se ve lastrado a veces de llevar un “3” y ser la verdadera SECUELA de Miyazaki en la saga Dark Souls, creo que mantiene su esencia intacta, aun sosteniéndose mucho en el “Fan Service”.

 
La tercera entrega de la saga sigue brindándonos esos momentos de extrema intensidad a los que bien nos tiene acostumbrado el bueno de Hidetaka, aunque es posible que nuestra destreza ya adquirida en las entregas anteriores nos haya hecho creer que el juego era más sencillo… Pero no creo eso sea así realmente.

 
Me ha llevado muchísimo tiempo decidir que juego poner en el quinto lugar, pero es que amigos, Hidetaka está en la casa y eso… Significa sangre, sudor y lágrimas.

 
Y NOS ENCANTA.

 
#GordiDelante

 


4º – SUPERHOT

 

SH-2016-02-27-15-42-16-48

 

De SUPERHOT lo único que me llamaba la atención al principio era su original gunplay, algo fresco y nuevo en lo que parece una industria del shooter atascada en lo mismo de siempre. Su jugabilidad transforma toda tu percepción y nos plantea un juego de estrategia (Casi hasta por turnos) en el contexto de mata para avanzar.

 

Mi sorpresa llega cuando sigues jugando y te das cuenta de que detrás de todo esto hay mucho más. Para empezar (Y esto es algo que no tiene absolutamente nada que ver con lo que quiero contar después, pero también es algo más) la primera pausa que tuve durante el juego para hacer no recuerdo que, ME COSTÓ LEVANTARME Y PONERME A CAMINAR. Mi percepción del espacio tiempo estaba completamente alterada solo por jugar 45 minutos con ese sistema de juego, algo así como el “Think in Portals” o lo que pasa con The Witness pero como NEXT LEVEL, una cosa muy loca.

 

A lo que iba realmente, según avanzas en la historia te das cuenta de lo que está detrás de todo. (No quiero caer en Spoilers) Cuando tu cabeza hace click empiezan a jugar contigo de mil maneras diferentes, y como a mi más me gusta… Tirando la cuarta pared abajo. Todo tiene un tufillo Matrix que me encanta y un apartado técnico retro y ESQUISITO. Utiliza el sonido y sus formas repetitivas para hacer caer al jugador en una especie de trance psicológico en varios momentos, una forma más de control, algo de lo que habla mucho este juego, como el Semi-GOTY.

 

¿Que más puedo decir?

 

SUPERHOT Es el shooter más innovador que he probado en años.

 

SUPERHOT. SUPER. HOT. SUPER. HOT. SUPER…. HOT…. SUP…

 


3º – UNCHARTED 4

 

15676085_10202450300695237_5287020289883611320_o

 

¿Se puede pedir un final mejor para una saga como la de Uncharted? Ni en sueños.

 

Uncharted 4 superó las expectativas de todos nosotros y eso es mucho decir… Ya que estamos hablando de lo que probablemente sea el estudio más en forma de toda la industria del Videojuego actual, Naughty Dog = Hype Extremo.

 
El último juego de Nathan Drake utiliza su marco aventurero de siempre para hablarnos de la madurez, tanto de Nate como del propio estudio desarrollador. Se nota una barbaridad como recogen lo aprendido con el maravilloso The Last of Us para pegar un salto narrativo inmenso en la saga Uncharted, salto que en mi opinión saben encajar a la perfección ya que no dejan su jugabilidad atrás en ningún momento. Los personajes tienen más vida que nunca, y no solo por su apartado técnico por QUE ESO YA ES PARA DARLES DE COMER A PARTE, si no por como como están escritos e interpretados.

 
Cuando estaba jugando por primera vez no me podía creer lo que estaba pasando delante de mi, un despliegue magnífico de espectacularidad junto a un cariño y un mimo sobrecogedor en las partes más calmadas y narrativas (PARTES NECESARIAS JODER). Su Jugabilidad es absolutamente orgánica, todos los movimientos de Nate los ejecutas con intuición (Se ha visto mucho este año en varios juegos), Naughty Dog utiliza ese plus en los pequeños detalles para que termines de creerte por completo todo lo que te quieren enseñar, y es aquí donde está el verdadero camino de la Next Gen, en la suma de todos estos factores… Y parece mentira que digamos esto de un Triple A de estas magnitudes.

 
La historia que nos muestran en la cuarta entrega de Uncharted es sin duda la mejor de toda la saga, con el mejor ritmo y la que más interés me ha generado, tanto por sus puzles como por su despegue continuo… Y es que Uncharted 4 no para de ir a mejor constantemente.

 
Lo único triste de todo esto es que no volveremos a ver a estos chicos nunca más… O al menos eso nos cuentan.

 
Delilah, Trico y las Miradas de Elena Fisher… Son los verdaderos GOTYs 2016.

 
Hasta siempre Nate.

 


2º – INSIDE

 

 

Pocas veces en la historia del Videojuego se encuentran casos como los de INSIDE.

 

Casos en los que todos los elementos posibles dentro del medio se funden de una manera tan magistral como lo hacen en el juego de Playdead.

 

Cuando vimos el tráiler del juego allá por el E3 de 2014, ya se disparó nuestra atención a sabiendas de que era la misma gente que unos años atrás nos trajo LIMBO. Pero ni por asomo nos imaginábamos que fuera a llegar a unas cotas tan altas como al final acabó llegando… Y sobrepasando. 

 

Inside es un precipicio, un festival de oscuras emociones que constantemente te invita a jugar con tus conjeturas e interpretaciones… Es claustrofobia, agonía, violencia, soledad y misterio. Todo esto metido en un marco que, joder, me cuesta mucho explicar. El juego porta un trabajo técnico exquisito. El diseño minimalista es ARTE en cada una de sus letras, nunca antes en toda mi vida había visto unas animaciones (Luego las vi en Trico… Aunque son muy distintas) como las que vi dentro de esta locura, todo es absolutamente orgánico con una fluidez que todavía me cuesta creer. Si a esto le sumamos que tiene uno de los apartados sonoros mas espectaculares que he visto jamás, tanto en los sonidos del juego en si, como en su apartado musical (Gracias SØS Gunver Ryberg por que con esto solo justificas el amor que te tengo), nos queda claro que consiguen con creces su objetivo principal: LA INMERSIÓN. 

 

Al terminar la obra, lo único en lo que pude pensar es en como superar ese sentimiento abrumador que tenía encima, como un puto gorila sobre mis hombros que no paraba de decirme “NO HAS JUGADO ALGO ASÍ EN TU PUTA VIDA CABRÓN”… Y que razón tenía. 

 

No consigo encontrar absolutamente ningún fallo dentro de Inside, ninguna tara, NADA. Me parece perfecto en todas sus luces y en todas sus sombras.

 

Si no fuera por lo que nos vino encima a mediados de Diciembre en PS4, este sería para mi el juego del año… Y no solo eso, si no uno de los mejores que he jugado en 27 años y sin duda el mejor independiente junto a Journey. 

 

MENOS ES MÁS, 2016 AMIGOS.

 


1º – The Last Guardian

 

 

Soy perfectamente consciente de que no voy a ser capaz de plasmar aquí todo el bombardeo de sentimientos que he tenido al jugar a esta “Obra Maestra”, ya que no puedo llamarlo de otra manera… Pero voy a intentar que os hagáis una idea.

 

Mis expectativas con The Last Guardian eran quizá menores que las de mucha gente ya que yo no me he visto empapado por los anteriores juegos de Fumito Ueda del mismo modo que algunos de mis compañeros, solo había terminado ICO y Shadow of the Colossus no lo llegué ni a finalizar (Lo siento cariño). Entonces lo único que tenía reciente era ese largo periodo de desarrollo que inevitablemente, levanta mucha curiosidad. 

 

Solo me hicieron falta unos segundos después de pulsar el botón de “Nueva Partida” para saber que estaba jugando a algo distinto, ese corto fragmento musical que abre el telón del viaje con esas imágenes de animales pasando delante de ti me prepararon más que cualquier otra cosa que pudiera haber escuchado o visto anteriormente.
La guinda del pastel de todo este magnifico comiendo fue encontrarme de bruces por primera vez con quien iba a ser mi compañero durante toda esta maravillosa aventura, Trico. Y es que para hablar de Trico, necesitaría mucho más espacio y tiempo (Y esto está empezando a parecer un análisis del juego completo así que tengo que empezar a coger más ritmo). Solo diré que es la criatura más increíble que se ha creado jamás en un Videojuego, y sin duda encontrártelo por primera vez e interactuar con el es de las cosas más impactantes y abrumadoras que me han pasado en todos los años que llevo jugando.

 
Trico es The Last Guardian, todo el juego gira en torno a este animal. Todavía no puedo comprender como han conseguido algo así… Sus animaciones, su instinto y reacciones, su voluntad de hacer ciertas cosas en ciertos momentos (No voy a hacer spoilers) y la cantidad de diversas situaciones y experiencias de todo tipo que llegas a vivir con el hacen que inevitablemente crees un vínculo inquebrantable, lo terminas AMANDO.

 
Todo está llevado con un mimo extremo, el mundo planteado dentro del juego rezuma misticismo por todas partes, Tienes la sensación constante de estar pisando un lugar sagrado y lleno de misterios (misterios que creo, no son necesarios de resolver).

 
Es muy difícil hacer entender el porqué de este juego sin hacer ningún spoiler (tampoco serviría de mucho) o siquiera intentar explicar situaciones jugables… Ya que creo que es un viaje que todo el mundo que ama este medio debe hacer.

 
No me viene a la cabeza ningún juego tan increíblemente personal, intimo y, sobretodo, PRECIOSO. Es una carta de amor a la naturaleza, a como lo únicamente importante es la relación que se forja entre estas dos criaturas independientemente de que son. (Tengo que hacer una mención especial a la banda sonora que nos acompaña durante todo el juego por que me parece fascinante, te arropa constantemente con una mezcla de melancolía, misterio y magia que termina dando forma a una identidad única).

 
Voy a terminar todo esto diciendo que The Last Guardian es probablemente la mejor experiencia jugable que he tenido en toda mi vida y que jamás va a salir de mi corazón.

 
Gracias por llevarnos de la mano a estos mundos, por hacernos participes de este increíble viaje, por llevar las cosas de una manera diferente y sobre todo, por hacer las cosas con amor.

 

 

Desde hoy y para siempre… A tus pies, Fumito.

 


 

5º – Firewatch

 

 

No puedo evitar sentir emoción al ver madurar el medio, al ver como los desarrolladores crecen y con ellos sus inquietudes. Nos hacemos mayores en definitiva, y a su vez el medio amplia sus horizontes a la hora de convertir los videojuegos en algo más que un entretenimiento, en algo más que un juguete; así es como nace el arte en general, de la necesidad de expresar y compartir inquietudes y emociones. Esa es la rama del medio que más me interesa, será porque me hago mayor… Firewatch nos cuenta la historia de un cuarentón que busca evadirse y huir de la responsabilidad, de sus problemas, de la realidad en definitiva; es bastante irónico que sea esa la pretensión principal de los videojuegos como medio en su concepción, evadirnos de la realidad.

 

Que en 2016 un juego nos hable precisamente de lo contrario, un juego cuyo discurso gira en torno a que por mucho que huyamos buscando evadir de realidad, el pasado siempre nos va a perseguir hasta que tarde o temprano lo hagamos frente; que precisamente un videojuego venga a darnos una hostia de realidad, ponernos los pies en la tierra, mirarnos a los ojos y decirnos que asumamos nuestros miedos y tomemos las riendas de nuestra vida, demuestra que gracias a Dios, nos hacemos mayores.

 


4º – The Witness

 

 

Desde fuera, la isla creada por Jonathan Blow no aparenta ser mas que un montón de “sudokus” y laberintos esperando a ser descifrados, pequeños acertijos mentales sin más propósito que el sano ejercicio mental. Pero con Jonathan Blow, me temo que esa lectura peca de ser reduccionista. The Witness es un juego acerca de la cualidad que nos define y nos diferencia como especie; la inquietud humana, la necesidad de obtener respuestas, de saber, de dar sentido a nuestra existencia y a lo que nos rodea. Cada puzzle en The Witness es una pequeña obtención de conocimiento, con cada puzzle entendemos como funcionan los demás y nos abren las puertas del conocimiento, de manera figurada y literal en el juego. Hay dos tipos de puzzles que representan dos maneras de percibir el mundo; los puzzles racionales, metódicos, basados en reglas que representan la ciencia, y los puzzles ambientales casi poéticos basados en ver más allá, en percibir patrones en la naturaleza y lo que nos rodea, que representan el arte o la religión, la visión más espiritual del ser humano. Blow nos suelta en su pequeño experimento como si de un ratón de laboratorio se tratase; sin contexto ninguno la propia naturaleza humana nos lleva a buscar respuestas, el único propósito del juego es resolver puzzles en pos de obtener respuestas, adquirir conocimiento como objetivo. Con The Witness, Blow nos viene a decir que el sentido de la isla aka el sentido de nuestra existencia es la infinita búsqueda del saber, por eso el final es insatisfactorio para muchos, porque no hay una gran respuesta al final, la búsqueda de la verdad no tiene fin, la búsqueda es el fin en sí mismo. Es irónico que un juego que habla precisamente de lo que nos define como especie, se encuentre tan falto de calor humano, de alma. La isla es demasiado fría y estéril como para enamorarse de ella, es un gran laberinto diseñado para que los ratones de laboratorio reflexionemos sobre el sentido de nuestra existencia, pero maldita sea, ya quisieran todos los videojuegos hacernos reflexionar como lo hace esta obra maestra.

 


3º – UNCHARTED 4

 

 

Que en pleno 2016, el fin de la saga estandarte del triple A por excelencia sea un juego que reflexione sobre la madurez en el medio, es síntoma de que algo está cambiando, para bien. En una rama de juegos caracterizados por ser desarrollados de la manera más impersonal posible por cientos de trabajadores al servicio de grandes multinacionales, Uncharted 4, estandarte de ese tipo de juegos, trata sobre la dualidad entre llevar una vida de aventuras, tiros y saltos y el querer sentar la cabeza. Una reflexión sobre un estudio, Naughty Dog, que es más consciente que nunca de la necesidad de decir adiós a esas aventuras de tiros y saltos, se ha dado cuenta de que hay que sentar la cabeza y decir adiós a ese niño saltarín que todos llevamos dentro, porque las inquietudes del estudio son más complejas, más elevadas y menos explosivas, literalmente. En Uncharted 4 Nathan Drake representa a Naughty Dog y a su vez a la industria triple A, Nate es un hombre maduro en una eterna adolescencia que se siente incapaz de crecer, adicto a una vida que entra en conflicto constante con lo que realmente le importa. Uncharted 4 es la mejor despedida posible de esa vida, de Nathan Drake, que nos dice adiós de la manera más interesante y compleja que nos ha dado nunca el triple A, reflexionando sobre sí mismo. Gracias por este viaje tan increíble, Nate. Siempre formaras parte de lo que somos. 

 


2º – INSIDE

 

 

El ultimo juego de Playdead nos presenta la enésima distopía social que ejerce de crítica exagerando hasta hacer evidentes los reductos más oscuros de nuestra naturaleza, nos representa a los seres humanos como una sociedad alienada, como zombies que creen tener el control de sus vidas pero que a la hora de la verdad, en las situaciones más extremas, no son más que un rebaño enloquecido, el individuo deja paso a la masa que se mueve por encima de todas las imposiciones éticas y sociales, movido por el instinto más primario de todos, la supervivencia. INSIDE, como la propia masa humana, está por encima de sus reflexiones. Es un juego que se vive por encima de todo, que se siente, se experimenta en presente y sin pensar demasiado, un juego de emociones intensas e instintivas, de vivencias; de contener el aliento, de escuchar su ambiente, de palpar su atmósfera, es una huida hacía lo mas profundo de nosotros mismos, hacia lo más básico y esencial. INSIDE, por encima de todo, es una experiencia que merece ser vivida, sí, vivida. Algo que ningún tipo de arte es capaz de conseguir, tú eres el que experimentas y vives la experiencia. ¿No es eso lo que nos define como medio?

 


1º – The Last Guardian

 

 

Al final lo más difícil es hablar de uno mismo. Si en los anteriores juegos hablaba sobre la madurez, la propia existencia, la autoría y sobre los instintos más primarios, ahora toca hablar de mí. Porque cuando un juego trasciende de esta manera y se convierte en algo personal, significa que estás ante algo especial. The Last Guardian representa, indirectamente, diez años de mi vida, diez años en los que he crecido y cambiado, en los que he llevado conmigo unas expectativas imposibles de cumplir, he esperado encontrar algo similar a lo que una vez sentí con el juego más mágico que había jugado nunca, Shadow of the Colossus, algo irrepetible. Jamas crees que vaya a llegar ese día, y cuando llega no sabes como sentirte, ha formado parte de tu vida durante tanto tiempo que no asumes que ya esté aquí, contigo. En definitiva, aún no sé como sentirme con The Last Guardian, de algún modo sigo esperando, así de importante es The Last Guardian para mí. Lo que durante todo este tiempo no me esperaba por nada del mundo es que me iba a enamorar, suena tan cursi como irreal, ni en mis mejores sueños habría esperado sentir algo así por un ser que no existe pero que mi mente concibe como real porque así lo siente. Trico es real para mi, por primera vez en el medio siento que tengo una conexión hacia un personaje que no existe, una conexión real y personal que no voy a olvidar jamas. Al final Trico está por encima de la sombra de The Last Guardian, la sombra de mis expectativas, porque nada me había preparado para sentir algo así, algo que llevaré en mi corazón por siempre. No hay mejor manera de poner punto y final a esta historia de diez años, esta historia inolvidable, “Our extraordinary story”.

 


 

5º – The Division

 

 

Si, un juego de Ubisoft en un top de GOTYs. Tras el seguido de sagas agotadas, como Assasin’s Creed, o los múltiples problemas técnicos en los mismos o el downgrade por excelencia de WatchDogs, cualquier juego que viniera de allí olía a tufo. Però la vuelta de la marca “Tom Clancy’s” en una IP nueva dejó mucha expectativa. Downgrade obvio respecto a las primeras versiones presentadas, Ubisoft debería refrenarse a la hora de mostrar nuevos juegos en los que se cambian hasta las interfaces.

 

Aun con todo eso, el Shooter Looter que presentó Ubisoft dista de tener gráficos mediocres y te permite disfrutar del juego, que dispone unas mecánicas jugables que me encantaron. Como todo “Tom Clancy’s” tenemos gadgets del futuro inmediato y conspiraciones en la sombra como elementos que hacen de marco del juego, aunque al final la historia puede darnos más o menos igual. Sistema pulido para que sea cómodo de jugar, como en las coberturas, que igualan y mejoran cualquier otro juego que se base en este sistema, lo único que le faltó fué un contenido de endgame capaz de hacer que los jugadores se quisieran quedar. De todos modos siguen trabajando en ello y me entretuvo como pocos este año. 

 


4º – Firewatch

 

 

Lejos de ambientes opresivos o explosiones y escenas palomiteras, Firewatch apela a la empatía ya al desarrollo de un personaje a lo largo de un verano.

 

Solo empezar el juego te cuenta la historia del protagonista con el que llegas a empatizar con unas mecánicas narrativas, las cuales no afecta directamente a cómo se va a desarrollar el juego, pero si te dejan formar parte de él. El corazón del juego está en las interacciones entre el Delilah y el protagonista a través de un walkie-talkie.

 

Personalmente cuando lo jugué me esperaba otra cosa más misteriosa, por los trailers de promoción del juego, aunque al final al dejar todos estos elementos no oscurece el desarrollo del mismo, permitiendo que el protagonismo recaiga dónde ha de ser, en las relaciones humanas.

 


3º – UNCHARTED 4

 

 

Que decir del cierre de la saga. Naughty Dog es calidad, como siempre ha demostrado y Uncharted 4 no es menos. Se nota que el estudio ha aprendido y añade de forma coherente elementos de juegos como “The Last of Us” y como se retroalimentan alcanzando niveles de calidad que muchos otros querrian. Si lo primero que te preguntas al iniciar el juego es si estás jugando a una PS4 o porque los otros juegos no estan desarrollados del mismo modo. Tras el prologo que nos presenta al hermano, lo sigue unas escenas en las que te encuentras con un Nathan perfectamente integrado en la sociedad, como un Indiana Jones que hace de profesor en la universidad, però a la mínima que tiene para volver a esa vida de adrenalina y emociones, no duda en entregarse a ella y como a lo largo del juego va descubriendo lo realmente importante en su vida.

 


2º – The Last Guardian

 

 

10 años han pasado, un proyecto que en su momento esperé jugar en mi PS3, múltiples rumores de cancelaciones hasta que en el E3 de 2015 reaparece mágicamente.

Qué decir de TLG a parte que huele a Fumito de principio a fin. Me ha parecido el volver a jugar a ICO pero en lugar de ir arrastrando y protegiendo a Iorda, avanzar las diferentes salas con tu protector gigante. Como logras empatizar con Trico, los momentos tiernos que te regala con sus gestos y comportamientos, me hicieron desarrollar una conexión que en la traca final me dió para lágrimas y todo.

 


1º – INSIDE

 

 

Lo primero que vimos de este juego fueron trailers misteriosos, que nos hacia repetir las palabras del mítico doblaja de Metal Gear, “Pero que coño…”, y lo otro que se sabia era que pertenecia al segundo juego de Playdead tras “Limbo”.

Inside me sorprendió en una industria donde los videos CGI y los scripts palomiteros están al orden del dia para contar historias. Solo empezar notas una opresión de un mundo distópico el cual podría transcurrir en la novela de George Orwell “1984”. ¿Quien controla?¿Quien es controlado? La libre interpretación que permite el juego, sin necesidad del uso de palabras, invita a que compartas tus sensaciones con tus amigos, de lo más cercano al arte por toda la inmersión que experimentas, sobretodo en el tramo final.

 


 

5º – Firewatch

 

 

CampoSanto se estrenó a lo grande con este precioso “walking simulator” con el que desmitificar más aún la fama errónea de aburridos  que tienen estos juegos. Narrativa impecable, diseño artístico de 10 y unos personajes que te calan muy hondo. Henry y sobre todo Delilah ya forman parte de la historia de los videojuegos (Para los que saben, no para la legión de Sasels). Perderse por los bosques de Wyoming nunca fue tan gratificante. Y nosotros lo celebramos.

 


4º – INSIDE

 

 

Nada (al menos a mi) hacía pensar que el nuevo retoño de Playdead (los responsables del excelso Limbo) se fuese a colar en todas las listas de candidato a GOTY. Y si, lo hace y con todas las de la ley. Una narrativa ingame que solo consiguen unos pocos. Unas animaciones de infarto. Y una historia de fondo que deja al jugador sacar sus propias conclusiones. Un cóctel que ya quisieran muchos AAA. Todo esto ha llevado a coronar al estudio como uno de los mejores de la industria. Y nosotros no podemos más que suspirar y esperar pacientemente por que nos regalen otra joyita.

 


3º – Overwatch

 

 

Los pocos afortunados que pudieron probarlo en su fase beta ya auguraban un nuevo golpe en la mesa de Blizzard. Y vaya golpazo , ni los de Rac1 con los goles de Ramos. Blizzard ha vuelto por la puerta grande. Con una nueva ip en el terreno de los fps que ha puesto patas arriba a la industria. Un diseño artístico digno de Pixar, unas mecánicas jugables en muchos casos innovadoras (que difícil es eso hoy en día y más en los fps) y que bien podrían protagonizar juegos por sí solas. Y sobre todo tenemos unos héroes que ya son parte del imaginario videojueguil. No le ha hecho falta modo campaña porque lo que hace lo hace perfecto. Y con la promesa de Kaplan de ampliar contenido cada poco tiempo. Tenemos EL FPS por antonomasia para los próximos 10 años. Los héroes nunca mueren. Y que Blizzard no muera nunca.

 


2º – The Last Guardian

 

 

Me cuesta describir todo lo que se puede sentir en apenas 12 horas de juego. Trico es historia de la industria. Un personaje que lleva con nosotros más de lo que le hubiese gustado a Fumito Ueda. Pero al final lo que importa es el resultado y menos el camino abrupto que ha llevado a el. Pasarán los años y seguiremos alucinando con lo que ha conseguido este genio. Los sasels no entenderán nunca este tipo de juegos. Ni falta que hace. Olvidaos de los controles, de los fallos (que los hay como en todos los juegos) de las cámaras. Simplemente déjense llevar por este animal. Acarícienle , cuídenle, sufran por el porque lo que da a cambio es infinito. Algo que llevaremos siempre en nuestro corazón gamer. Solo le pido una cosa a Fumito. No nos hagas esperar otros 10 años más.

 


1º – UNCHARTED 4 

 

 

Y llegamos al número 1. El juego que me enseñó que no hay retraso malo. Se hizo de rogar y Naughty Dog hizo a bien de sacarlo a su debido tiempo y no con prisas por fechas estipuladas. Pero llego y puso a todo el mundo de acuerdo. El final de nuestro querido Nathan Drake es el soñado por todos. Gráficos nunca vistos en ninguna máquina. Un nivel de detalle enfermizo. Unos escenarios con los que es difícil no babear. Una apuesta arriesgada por la narrativa en un juego que, a mí entender, huía un poco de eso precisamente. Una historia de piratas que de verdad te hace implicarte en esa búsqueda del tesoro. Un balance perfecto entre fases de acción y fases contemplativas. Unos villanos por fin a la altura de la saga. Elena, Sully, Sam. Unas expresiones faciales que quitan el hipo. Naughty Dog agranda su leyenda con este cierre perfecto a unos de los personajes más queridos de la industria y sobre todo el que les catapultó a lo alto y se nota en el mimo con el que lo han tratado. One last time? One last time… 

 


 

5º – The Witcher 3: Blood And Wine

 

 

Vivimos en una época donde la creatividad y diseño en la industria del videojuego, sobretodo la de los titánicos triple A, a veces se ve limitada y acotada por unos intereses empresariales enfundados en traje y corbata portando maletines de cuero que solamente miran por el beneficio propio a costa de una industria en auge ya acribillada por los DLCs y microtransacciones normalizadas y aceptadas desde hace tiempo.
Blood and Wine se salta esta tendencia y reafirma la frase: “Cualquier tiempo pasado fue mejor”. Aquel tiempo en el que una expansión de verdad expandía la experiencia al contrario que a día de hoy donde la segmenta y se nos vende por fascículos.
En Blood and Wine, se expande esta historia y tras desempolvar nuestras alforjas de Sardinilla, partimos a las tierras bucólicas de Toussaint, donde comprobaremos que en los cuentos de hadas es posible acabar atragantándose con las perdices y siendo finalmente infelices.

 


4º – UNCHARTED 4

 

 

Cuando Sony confió a Naughty Dog la tarea de crear y popularizar una mascota que rivalizase con el mismísimo Mario o Sonic, seguro que no eran consciente de lo que serían capaces de conseguir en un futuro dando rienda suelta a su creatividad, diseño e imaginación.
“La grandeza nace de pequeños comienzos”. Es el titular en el que desemboca la saga Uncharted, tras su cuarta y, quizás, última entrega de las aventuras de Nathan Drake.
Esta última entrega cargada de momentos memorables, paisajes imposibles de mover en una PS4 y una trama y personajes que han madurado. Se dan de bruces con la realidad a la que están expuestos en sus incansables aventuras dando paso a la reflexión y cuestionándose a sí mismos si de verdad merece la pena. Yo como jugador egoísta digo: Si.
Gracias Naughty Dog.

 


3º – Titanfall 2

 

 

Año 2016, Activision saca su enésimo Call of Duty que se aleja de nosotros hacia el espacio e intenta recompensar al jugador nostálgico de la saga CoD con el remaster del juego que lo inicio todo: Modern Warfare.
Infinity Ward lo cambio todo, dándonos una campaña de acción bélica peliculera a la que no estábamos acostumbrados. Cogía el online, que andaba aún dando sus primeros pasos y popularizo la saga FPS más rentable del mundo de los videojuegos.
No era casualidad, cuando las cabezas pensantes de Infinity Ward abandonaron Activision para formar Respawn Entertainment, abalados por EA , y se pusieron manos a la obra para seguir creando algo nuevo dentro del género que ya tenían dominados nacía Titanfall.
Este año Titanfall 2 ha traído bajo el brazo el apartado que todos echamos de menos en su primer juego, una campaña que nos muestre todo el potencial que los chicos de Respawn ya habían demostrado en el pasado. Y he de decir que cumple con creces y que se nota que esta gente se lo ha pasado de lujo desarrollándolo y haciéndonos partícipes de situaciones frenéticas con la adrenalina por las nubes, que bien podría ser un trabajo firmado por Platinum y protagonizado por Sam de Vanquish.

 


2º – The Last Guardian

 

 

The Last Guardian es un tipo de Triple A extinto, causa por la cual, ha tenido un parto tan largo y tortuoso. No estamos acostumbrados a este tipo de obras “triple A” tan intimistas que tratan de enviarnos un mensaje a partir de sus mecánicas y la conexión entre sus protagonistas.
Esa conexión que a lo largo del juego vamos desarrollando con Trico, es la clave de The Last Guardian. Y todo ello fruto de la credibilidad con la que está diseñado y animado Trico. El cual, campa a sus anchas en las ruinas de las que debemos escapar colaborando como equipo.
La sensación de estar acompañados por un animal, del cual dependemos en todo momento y apenas influimos lo básico en sus acciones y que todo se desarrolle con una fluidez tan orgánica, es un logro que hace que esta obra sea única y referencia a seguir para sentirnos orgullosos de esta industria que parece que ha dejado atrás su esencia y solo los indies han sido capaces de tomar el testigo de antaño.

 


1º – Dark Souls III

 

 

Afrontar un reto tan difícil, como mejorar la fórmula que en el pasado fraguo una de las sagas de mayor auge y referencia de los últimos años en la industria, como es la saga Souls. Solo podía ser soportada con éxito por Hidetaka Miyazaki.
Dark Souls 3 toma prestada la esencia de los Souls y un combate más dinámico y perfeccionado de Bloodborne para plantarnos de nuevo en tierras hostiles donde medir en falso uno de nuestros pasos supone la muerte acompañada de frustración. Que a su vez se convierte, con el tiempo, en nuestra mejor arma para superarnos y seguir adelante.

Darle esta lección al jugador y no dudar de su habilidad e inteligencia sigue exaltando las virtudes de la obra de Miyazaki hasta lo más alto. Y que a mí, personalmente, me deja con ganas de más.

 


 

5º – SUPERHOT

 

 

 

La Cuarta Pared.

En mi corazón quedaría más arriba pero es que es un año muy muy duro. Si no lo has jugado, hazlo. Sin caer en el terreno spoilers es de lo más innovador y mindblowing que he jugado en mucho tiempo, tiene un gameplay super original que torna un shooter en un maldito juego de estrategia, apela al jugador y no al personaje destrozándote los esquemas, llegándote a “Kojimar” en algunos momentos o haciendo que te gires en tu propia habitación. Qué voy a decir yo que no diga ya el propio juego, pruébalo.

 


4º – UNCHARTED 4

 

 

The end.

No es que Naughty dog lo haya vuelto a hacer, es que nos ha destrozado la cara. Un cierre perfecto y para enmarcar a una aventura que para algunos empezó hace muchos años. Transmite y da feels en cada una de sus fases, con un desarrollo de guión impecable, setpieces épicas y técnicamente un portento gráfico de los que te hacen mirar la pantalla y luego tu PS4 con cara de estupor.

 


3º – FURI

 

 

El juego que siempre quise jugar, aunque no lo supiera.

Se dice que la maestría en el marketing es descubrir al público necesidades que desconocían, yo necesito más Furi (habiéndomelo pasado la friolera de 3 veces). Un juego de nicho que a nivel subjetivo me ha enamorado, un gameplay hardcore y exigente que te hace dar lo mejor de ti donde se mezclan cuerpo a cuerpo, disparos, esquivas, dodges, bloqueos, contrataques, teleports, cargas…
Sencillez y profundidad, antónimas en la gran mayoría de juegos, aquí se casan con una retahíla de bosses de lo más memorables (incluso uno me Kojimizó la cara). Técnicamente muy innovador en cuanto a diseño y narrativa. Must buy and play and fap.

 


2º – The Last Guardian

 

 

El Futuro.
2025 será el año en que un ordenador tenga la misma capacidad de cálculo que un cerebro humano, veo un atisbo del futuro en Trico.
Una entidad viva, un compañero que nos roba el protagonismo en TLG acompañándonos, protegiéndonos y llevándonos en su grupa durante el desarrollo del mismo. Con este juego con focalización e inspiración puramente artística, de esos que cuando acabas con lágrimas en los ojos te hacen recordar por qué te gustan los videojuegos, Fumito de Cordoba nos enamora para siempre de su obra, tanto a veteranos como novatos. Destacan la calidad y el uso sublime de una banda sonora que resonará en nuestras cabezas mucho tiempo, erizando nuestra piel una y otra vez.

 


1º – INSIDE

 

 

La perfección.
¿Hay algo que se le pueda reprochar a este título? De principio a fin ha sido una experiencia increíble en todos sus aspectos: juegos de luces que te explotan la cabeza (incluso implementados en el desarrollo de ciertos puzles), un apartado sonoro increíble, desde los sonidos más orgánicos hasta los más irreales, y, sobre todo, un diseño que te lleva de la mano por todo el desarrollo del juego poniéndote retos que realmente afrontas como lo harías si tu estuvieras allí… Mi GOTY indiscutible, cómo algo tan sencillo puede superar por tanto al triple AAA más monstruoso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un pensamiento sobre “GOTYs 2016

  1. Eraserhead

    Hola, para mí estos son lo mejores juegos que he jugado éste año. Lo que más valoro es la jugabilidad y la diversión, ahí van.

    5º Firewatch

    Que decir de esta maravillosa experiencia, si, digo experiencia, porque como juego no es más que un “simulador de paseos” con algún puzle insignificante y un poco de orientación, pero la magia está en la relación entre los dos protagonistas durante el verano que pasan juntos en un paraíso natural. He leído muchas opiniones sobre el final, pero a mí me ha gustado, si hubiese acabado de otra manera quizá mi opinión hubiese sido distinta. Apenas recuerdo juegos en los cuales los protagonistas creas que son reales. Fantástica experiencia.

    4º Civilization VI

    “Un turno más y lo dejo”, es la mejor manera de describir esta saga, un buen puñado de civilizaciones con sus ventajas he inconvenientes, estrategia por turnos y casillas hexagonales y la conquista del mundo, ya sea de forma pacifista o belicosa. El nuevo juego del estudio de Sid Meier no tiene una gran cantidad de novedades o cambios con respecto al anterior de la franquicia, de momento , no los necesita. Es tan hipnótico que cuando crees que ha pasado una hora, realmente llevas cinco jugando, no es un juego accesible de inmediato, no digo que sea difícil aprender, porque no lo es, pero tienes que dedicarle tiempo para adaptarte a sus mecánicas y aprender todas las variables que plantea. Gráficamente cumple a la perfección, algunos aficionados a los anteriores pueden quejarse de que tiene un toque más “cartoon” que los anteriores y es cierto y le quita cierta seriedad, pero no es para echarse las manos a la cabeza, cumple su propósito y funciona bien. La música es una delicia. Aficionados a la estrategia no lo dejéis pasar, ya sea éste o el anterior, no os arrepentiréis.

    3º The Witcher 3 Blood & Wine

    Qué decir del Brujo que no se haya dicho ya, pues que SÍ es un dlc, pero es tan grande y con tanto o más contenido que el noventa por ciento de los juegos que han salido éste año. Se desarrolla en una nueva provincia muy diferente al juego original y la narrativa es si cabe mejor, detalles y escenarios poblados de estampas preciosas, sobre todo uno, pero como no quiero entrar en spoilers lo dejo aquí. Un portento gráfico y una banda sonora que lo acompaña y….

    Geralt, eres la ostia.
    Gracias CD Project.

    2ª Dark Souls 3

    ¿Es el mejor juego de Miyazaki? Sí y no, es el juego más pulido de todos, depura todos los aspectos que fallaba en su primer Dark Souls y los mejora. Por supuesto que es más de lo mismo, pero cuando cojo un souls lo que quiero es ésto, lo mismo pero mejorado. Es una saga que debería estar en un museo, probarlo debería ser obligatorio para cualquier aficionado a los videojuegos.

    1º Doom

    Tiene historia, pero me da igual, y una música brutal, pero también me da igual, los gráficos cojonudos ¿y que? Me da igual, ¿sabéis lo que me importa? La jugabilidad joder, que maravilloso control. Desde el minuto uno sabes que eres un jodido cabronazo, eres el Freddy Krueger de los demonios, ¿miedo yo? Que tiemble el puto infierno. Es un juego BRUTAL, corre, dispara, mata, descuartiza, busca como terminar el nivel, pero sin parar de correr, saltar y matar. Los escenarios son geniales, con secretos escondidos y detalles de calidad, cantidad de armas a cual más devastadora y ¿Qué más? Que es diversión pura, para eso estamos aquí.

    Me dejo varios juegos en la nube, por ejemplo Uncharted, no es una decepción pero para mí sobraba, gráficamente es impresionante y tiene estampas preciosas, momentos espectaculares, pero ofrece lo mismo, una historia que me parece forzada, lineal con algún escenario extenso y impresionante pero vacío y sin nada que hacer, desaprovechado, creo que Uncharted cumplió con el final del tercero. El siguiente es The Last Guardian, me duele especialmente porque podría haber estado en el top, pero la optimización, la cámara y ciertos detallitos le han hecho caerse de la lista, no veo justo meterlo por ello como le pasa al siguiente que es Dishonored 2, problemas de optimización y errores, no se pueden disfrutar lo suficiente por dichos fallos, pero ambos son buenísimos.

    Por último mención especial a otras obras como Inside, Total War: Warhammer, Deus Ex, Stardew Valley, The Witness, Overwatch, Battlefield 1, Ratchet & Clank, Gears 4, Papper Mario, Quantum Break, Watch Dogs 2, Titanfall 2, X-Com 2, Forza Horizon 3, Recore y un largo etc. Grandísimos juegos pero es que no caben todos.

    Amo los videojuegos y ésta en época de odio y quejas hacia éstos me duele que payasos los infravaloren y los utilicen para meter mierda, todo en la vida tiene sus pros y contras, usa tu propio criterio, esto es un hobby y está para DIVERTIRNOS, JODER!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *